1 sept. 2016

COLECHO, AÚN UN TABÚ

Buenos días!!!!!!!!!!!

Qué tal el veranito??

Ya poquito a poco se nos va terminando, pero calma!!!!!! Aún nos quedan unos cuantos días!!!!!! En verano el blog ha estado funcionando a medio gas, pero a partir de ahora voy a darle algo más de ritmillo!!!!

Bueno, hoy os voy a explicar un poco mi vivencia con el COLECHO

La 1ª vez que oí hablar del COLECHO fue por boca de mi matrona cuando estaba embarazada de Álvaro... Vamos en el 2010... Nos dijo que ella era partidaria y que nos lo recomendaba por un montón de razones que nos argumentaba con bibliografía varia.

Mi primer pensamiento:
Esta tipa es una hippie pirada!!!! 
Meter un bebé en la cama de los padres?? No le meto ni looooca!!! 
Para qué he comprado yo la súper minicuna y le he preparado su habitación, no??




Bueno, finalmente nace mi niño al que yo me imaginaba perfecto, silencioso, dormilón... Y se tira berreando (porque eso no era llorar ni gritar) desde las 12 hasta las 6 de la mañana... Ese día le hubiese dejado dormir encima de la punta de mi nariz con tal de que durmiese... Qué horror! Al final se quedó dormido encima mío.

Pensé: Bueno, la primera noche normal que pase ésto... Seguro que mañana duerme en su cunita 8 horas relajadamente... Qué inocente!!! El niño siguió berreando meses!!! Y la única manera de descansar un poco era meterle en la cama para que mamara cuando quisiera.

Total que contra mi voluntad acabé practicando colecho muuuucho tiempo!!! Y oye,

ME ENCANTÓ!!!!!!!!

Al principio me daba "vergüenza" decirlo, porque TODO EL MUNDO me decía que eso no era normal! Que le iba a aplastar, malcriar, que le iba a crear un trauma infantil, que NUNCA saldría de mi cama...

Total que viendo la mala aceptación decidí callarme y dejarlo para mí. Yo estaba encantada y mi marido y mi hijo más! Pero ser primeriza te crea ciertas inseguridades...

Poco a poco empiezas a hablar con gente y lo dejas caer y te dicen, en voz bajita para que nadie lo oiga, no sea que nos empiecen a criticar: "Tú también?? Yo también lo hago pero no lo digo porque la gente me dice de todo..."

Al final resulta que muchísima gente lo hacía y nadie lo decía porque "la sociedad" ve mal colechar... 

Estamos locos o qué???

Con mi segunda hija tengo una visión totalmente diferente. Tengo la experiencia del anterior y sé que ni le he creado un trauma, ni va a quedarse en mi cama para siempre, ni es nada malo, ni la voy a aplastar, etc... así que lo digo alto y claro:

YO PRACTICO COLECHO, NOS ENCANTA Y NOS HACE MUY FELICES

Mucha gente me mira en plan: Menuda loca, pobres criaturas... Pero como yo miré así a mi matrona lo entiendo perfectamente y además: NO ME IMPORTA NADA!

Y creo que la gente debería empezar a ser más respetuosa con lo que cada uno hace un su casa. Es algo que no hace daño a nadie (siempre que se haga con las medidas de seguridad oportunas, hay mucho para leer de cómo practicar colecho sin problemas) y no te hace ni mejor ni peor padre practicar colecho o enviarle a dormir a su habitación con 1 semana. Creo que deberíamos preocuparnos menos de lo que hace el vecino y cada uno en su casa que haga lo que mejor le parezca, no????

Te ha pasado??
Me lo cuentas?

#yocolecho

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Yo también colecho!!! Y me pasó lo mismo que a ti, con la primera, al principio, nada de nada...era impensable! Hasta que empezó a despertarse 6 y 7 veces cada noche, y al día siguiente levantarse para ir a trabajar...era horroroso...Así que empezó a venir a las 2-3 de la mañana, luego antes y al final dormíamos toda la noche los 3 juntos! Y ahora con la segunda, ya desde el primer día! Y oye, que a nosotros también nos encanta, y a ellas más! :P Para mi es una sensación de seguridad enorme... Aunque tengo que decir, que respecto todas las demás opciones. Cada uno, debe elegir lo que crea mejor para toda la familia. :)
    Susana.

    ResponderEliminar
  2. Nosotros lo hacemos con Diego, después de desisitir pasarme la noche pasillo arriba pasillo abajo. Antes lo escondía, pero ahora es que paso. Cuando me dicen: ¿pero Diego duerme contigo? Yo contesto, sí, y continuo la conversación como si nada. Todo el mundo deja de escucharme cuando digo SÍ y mentalmente me ponen verde, se quedan como en éxtasis, lo se. Pero es que ya he llegado a tal punto que me da igual, que digan lo que quieran, que piensen que no tiene edad y bla bla bla, voy a seguir haciéndolo mientras yo crea que es lo mejor para él y para nosotros. Es más, Jaime está malito y llevamos dos noche los 4 en la cama :).

    ResponderEliminar

Gracias por dejar un comentario en Mom´s Therapy! Los comentarios dan vida al blog!